De 22 a 26 de octubre

A finales del mes de junio pasado hemos dejado a nuestro público en Cuba después de haber recorrido el continente hispanoamericano, desde un punto de vista musical. Volvemos a encontrarnos después del verano, lógicamente, en el sur de España, en Andalucía concretamente.

 

Hemos vuelto de nuestro viaje a las Españas con el Galeón que, gracias a Dios, nos dejó sanos y salvos en tierra firme después de un viaje largo y peligroso. Le daremos las gracias con un Ave, Virgo, gratia plena, una canción de marineros que se cantaba al bajar del barco. Nuestro recorrido tiene una etapa casi obligatoria en las islas Canarias, en Las Palmas, una parada muy importante para abastecimiento, comercio, etc...

Aprovecharemos para descubrir la música de Diego Durón, un manchego que obtuvo el puesto de maestro de capilla en Las Palmas y que con su talento y su longevidad logró desarrollar un verdadero estilo propio en la isla.

 Seguiremos con varios compositores, más o menos conocidos, todos maestros de capilla, y enraizados con el renacimiento andaluz. La nueva corriente humanista andaluza, dará a luz muchos artistas polifacéticos cómo por ejemplo Juan Vásquez, compositor y pintor, o el mismísimo Francisco Guerrero, hijo del pintor del mismo nombre. También podremos recordar de nuevo el viaje entre las Españas con Gutiérrez de Padilla, un malagueño que creará una verdadera escuela en Puebla (México), prolongando el trabajo de su predecesor, Gaspar Fernández.

 Queremos señalar que muchas de las composiciones que interpretaremos son arreglos de Transbaroque, que adaptan una música esencialmente religiosa y estrictamente coral, característica de la música española de esta época, a una música instrumental y coral. Veremos como evoluciona la música del sur de España durante más de dos siglos, su fuerte influencia religiosa, las aportaciones de las américas a la música barroca (danzas indígenas, ritmos africanos de los esclavos) y la penetración progresiva de la música italiana, fundamentalmente, en el siglo XVIII.