Transbaroque nace en 2014 en la ciudad de Madrid. Es una compañía de música barroca integrada por músicos profesionales de diferentes nacionalidades y un pequeño coro que además de cantar, baila y actúa durante los conciertos. Su objetivo es redescubrir la música barroca mediante el viaje, uno de los signos de identidad de Transbaroque, analizando, experimentando y evolucionando en la búsqueda de una nueva luz sobre un repertorio desconocido por el gran público. Lo que le permite alejarse de los dogmas con una mirada crítica y un estudio profundo de las obras, gracias a la colaboración con instituciones como el Departamento de Historia Moderna de la Universidad Complutense de Madrid.

 

La segunda temporada de Transbaroque se enfocó en la conmemoración de dos tricentenarios: La muerte de Luis XIV, el Rey Sol, en octubre y noviembre de 2015, y la primera ejecución de Juditha Triumphans, el único oratorio de Antonio Vivaldi que llegó hasta nuestros días, en mayo y junio de 2016. Transbaroque ha tenido la suerte de poder colaborar con el prestigioso coro de voces blancas Antara Korai. La parte central de la temporada se enfocó en la exploración de la música de las mujeres compositoras hasta finales del siglo XVIII. Las actuaciones tuvieron lugar en las iglesias más señaladas de Madrid (Basílica Pontificia de San Miguel, Real Basílica de Nuestra Señora de Atocha, Real Parroquia de Santiago y San Juan Bautista, San Jerónimo el Real, por citar algunas), pero también en la Casa de Fieras del parque del Buen Retiro, el teatro del Instituto Francés y el aula magna de la Universidad Complutense.

 

El año 2017 fue marcado por los aniversarios de Monteverdi (450 años), de la Reforma (500 años) y su respuesta católica, la Contrarreforma. En torno a estos dos ejes, Transbaroque propuso, como siempre, un viaje desde la Europa protestante (Pascua en Inglaterra) hasta las américas coloniales pasando por la música de principios del siglo XVII en Francia y todas sus influencias (España e Inglaterra). Desde el principio de su trayectoria Transbaroque contó con un pasajero de excepción: El compositor americano, José Luis Greco, que decidió componer una obra original para Transbaroque, Amor entre las ortigas. Se estrenó en el ciclo Los 3 Mosqueteros y El Greco, en mayo de 2017.

 

A partir de octubre de 2017 y hasta junio de 2018, empezaremos otro viaje: Un recorrido por el barroco del Mediterráneo que nos permitirá, entre otras cosas, entender de qué modo influye el “estilo Austria” y como se contrapone, después de las guerras de sucesión, el estilo borbónico. También, festejaremos el cuarto centenario de Joan Cererols, uno de los más grandes compositores catalanes, emblemático del barroco barcelonés y terminaremos el año con la música antigua de Nápoles y Malta, pasando por la luminosa Provenza.

 

Transbaroque difunde un repertorio sacro y profano poco ejecutado en España, situando la música en su contexto histórico, social y geográfico. Reinterpreta la esencia del barroco: desigual, complicado y rebuscado, pero inspirándose muchas veces en la simplicidad de la música popular. Rompe los esquemas formales y la afectación del omnipresente mito romántico, para retomar la frescura de un nuevo mundo donde la alegría, el disfrute y la sensualidad no se contraponen con la mística más excelsa.

 

“Redescubrir los colores reales de la música barroca con los pigmentos de nuestro tiempo.” (Manifiesto)